Nuevas recetas

Vista previa del restaurante de otoño 2011

Vista previa del restaurante de otoño 2011


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Decenas de restaurantes abren en todo el país cada temporada. ¿Qué hace que uno sea más emocionante que otro? Track record, para uno. Cuando un restaurador como Stephen Starr anuncia que está lanzando una nueva empresa (como lo hará este otoño con Il Pittore en Filadelfia y Caffè Storico en la ciudad de Nueva York), la noticia conlleva ciertas expectativas. Pero hay muchas otras cosas que contribuyen a que las nuevas vacantes en todo el país encabecen su lista de visitas obligadas.

¿Más forraje para la máquina exagerada? Una gran historia de los desamparados. Nada resalta mejor el sueño americano que un joven chef que abandona a su mentor para abrir su propio lugar, entrando por primera vez en el ámbito inconstante de la industria de los restaurantes. Aún mejor, está la historia del chef veterano que regresó triunfalmente después de algunos malos descansos, como seguramente espera hacer Govind Armstrong con Post and Beam el próximo mes.

También hay restaurantes que generan expectación debido a factores mucho menos calculados. Tomemos, por ejemplo, el restaurante dirigido por un chef que llegó al corazón de Estados Unidos debido a una aparición en la televisión. Pensarías que las apariciones de Tiffani Faison en El mejor chef atraerá clientes a su nuevo asador de Boston.

A veces, los restaurantes tienen conceptos tan revolucionarios que los comensales no pueden evitar sentirse atraídos por ellos, como el de Next en Chicago, que permite a Grant Achatz reimaginar su restaurante cada temporada. No todos los restaurantes pueden esperar arder de manera tan brillante, pero al observar los restaurantes más notables que abren este otoño, surgieron varias tendencias.

Eche un vistazo a las inauguraciones de restaurantes de otoño más esperadas del país clasificadas a continuación por los editores de Eat / Dine Molly Aronica y Arthur Bovino.

Hamburguesas y Carnicería
Los bares de hamburguesas han estado de moda por un tiempo, y parece que la tendencia no se está desacelerando, desde Nancy Silverton abriendo un local estilo Shack en Los Ángeles hasta Cathal Armstrong tirando hamburguesas en su nuevo lugar. En una línea similar, los restaurantes que sirven carnes sacrificadas y curadas en la casa están en todas partes, como en el nuevo Publican Quality Meats de Paul Kahan.

• District Commons, Washington, D.C .: Con Acadiana, TenPenh, Ceiba y DC Coast en su haber, el chef Jeff Tunks ha estado en DC durante mucho tiempo. Pero esta incursión en la floreciente escena de las hamburguesas de D.C. será su primer intento en el mostrador. Espere hamburguesas hechas con asados ​​y pechuga enteros añejados en húmedo, molidos en la casa (una proporción de 3: 1). (Foto cortesía de Facebook / District Commons)

• Feria de la Sociedad, Washington, D.C .: La tendencia de los salones de comida continúa extendiéndose. Este, del chef estrella de D.C. Cathal Armstrong y su esposa Meshelle, será un mercado de alimentos de "estilo europeo" cerca de la Universidad de Howard que combina una "carnicería, panadería, bar de vinos y restaurante con 30 asientos al aire libre y 50 asientos en el interior".

• Publican Quality Meats, Chicago: Una carnicería artesanal de servicio completo de Paul Kahan que obtendrá carnes de granjas familiares locales. Habrá charcutería casera y pan, sándwiches hechos a pedido para el almuerzo y, en el camino, desayuno de estilo continental en este lugar al otro lado de la calle de The Publican.

• Nellcôte, Chicago: Pastas, pizzas, platos pequeños, mermelada de soltero (ron intenso y bebida de frutas) y platos elaborados en horno de leña. Se ha dicho que Jared Van Camp (Old Town Social) ve este proyecto como su fiesta de presentación, una forma de demostrar que puede hacer algo más que una excelente comida de bar.

• Bavette's Bar y Boeuf, Chicago: El concepto de “restaurante de carnes europeo” de Brendan Sodikoff (Gilt Bar, Maude's Liquor Bar, The Donut Vault) en River North incluye una hamburguesería en la parte posterior.

• HD1, Atlanta: Three Flip Burgers, ahora un lugar para perritos calientes. Hay que preguntarse si Richard Blais planea volver a abrir un restaurante de verdad. Reflexione sobre eso mientras prueba el menú, que incluye carnes y salchichas molidas en casa. Eater Atlanta señaló que los favoritos del chef son: “alitas de pollo con cuajada de limón y pimienta de Sichuan, waffles fritos con arce y soja, maíz molido crujiente con chile y lima, salchicha de hinojo con salsa de tomate San Marzano, salchicha de cordero con arándano y pepino, pollo frito hígados y el rollo de cangrejo con alioli de cabeza de camarón ".


Perfil del lunes: el nativo de Starkville ofrece ingredientes, recetas asiáticas en un mercado y restaurante familiar

Cuando la primera ola de compras de pánico de COVID-19 se extendió por Starkville hace aproximadamente un mes, no se corrió el papel higiénico en Asian Foods Market en la autopista 12.

Asian Foods Market vende un poco de casi todo y muchas cosas, pero no papel higiénico.

Eso no significa que la empresa familiar fuera inmune a las compras por pánico.

& # 8220 Para nosotros, era arroz & # 8221, dijo Kevin Yang, cuyos padres abrieron la tienda en 2011 y agregaron un restaurante al lado hace dos años. & # 8220 Mucho arroz. Aproximadamente dos semanas después de las vacaciones de primavera, todos comenzaron a acaparar arroz al mismo tiempo. & # 8221

La variedad de arroz, a menudo llamada & # 8220 arroz pegajoso & # 8221, es más dulce y pegajosa que el arroz blanco convencional que suelen consumir los no asiáticos en los EE. UU. paquetes, el arroz Asian Market vende viene en un solo tamaño & # 8212 bolsas de 50 libras.

& # 8220En la mayoría de las culturas asiáticas, el arroz es la base de casi todas las comidas & # 8221, dijo Yang. & # 8220 No sé ni siquiera con qué lo compararías en la comida estadounidense, ¿tal vez con la leche? Todo lo que sé es que el arroz es algo que todos los hogares asiáticos han almacenado. & # 8221

Podría pensar que una bolsa de arroz de 50 libras sería de gran ayuda. No es así, dijo Yang.

& # 8220Al comienzo de todo esto, vendimos una paleta de arroz en un día & # 8221, dijo Yang. & # 8220Eso & # 8217s 60 bolsas de arroz de 50 libras. La gente entraba, compraba dos bolsas y luego venía al día siguiente y compraba dos más. Fue una locura. & # 8221

Yang, de 22 años, es el primer estadounidense nativo de su familia. Sus padres emigraron a Estados Unidos desde China a mediados de la década de 1980 y se establecieron en Brooklyn, Nueva York.

La familia se mudó a Starkville cuando Yang tenía 2 años, y compró el antiguo restaurante Taste of China antes de cambiar el enfoque a un mercado, algo que la familia sintió que llenaba un vacío en el mercado donde la gran población estudiantil asiática del estado de Mississippi ha comenzado a crecer.

& # 8220 Gran parte de nuestro negocio proviene del estado de Mississippi, & # 8221, dijo Yang. & # 8220Nuestra tienda es el único lugar donde pueden encontrar muchas de las cosas que necesita en la cocina asiática. Llenamos un nicho y & # 8217 hemos hecho crecer nuestro negocio de manera bastante constante a lo largo de los años & # 8221.

Como ocurre con la mayoría de las empresas familiares, Yang creció en el mercado y realizó casi todos los trabajos allí.

& # 8220Cuando estaba en séptimo grado, estaba revisando clientes, & # 8221, dijo. & # 8220 & # 8217he hecho de todo, pero ahora principalmente trabajo en la cocina cocinando con mi padre. & # 8221

Yang dijo que el negocio está & # 8220 bien, & # 8221 durante la crisis del COVID-19, hasta ahora. La excepción es el restaurante que, como todos los restaurantes, se basa exclusivamente en pedidos para llevar.

& # 8220 Nosotros & # 8217 realmente no estamos haciendo mucho negocio en el lado del restaurante, & # 8221, dijo Yang. & # 8220 Sin embargo, todavía lo mantenemos. & # 8221

Sin embargo, Yang dijo que el restaurante ya ha demostrado su valor estratégico.

"Lo que hemos visto desde que abrimos el restaurante es que ha atraído a muchos más clientes (no asiáticos)", dijo Yang. & # 8220 Entran, prueban la comida y deciden que quieren prepararla en casa. Dado que el mercado está en el mismo edificio, ellos & # 8217ll vendrán y comprarán. & # 8221

Para Yang y los otros trabajadores, también hay otra tarea que realizan felizmente.

& # 8220Casi nada de lo escrito en los paquetes está en inglés, & # 8221, dijo. & # 8220Así que & # 8217 leeremos el embalaje y les informaremos sobre el producto. & # 8221

También ofrece consejos de cocina.

& # 8220Siempre les pregunto qué tienen, & # 8221, dijo. & # 8220 ¿Tienen cerdo? Haré algunas sugerencias sobre algunos platos de cerdo. Creo que es divertido para muchos clientes descubrir un nuevo estilo de cocina. Eso & # 8217 es bueno para nosotros, así que & # 8217 estaremos encantados de ayudar. & # 8221

Yang dijo que si bien el mercado se ha mantenido firme durante la crisis, existe la posibilidad de que el negocio finalmente decaiga.

& # 8220 Mucho depende de lo que suceda en el otoño cuando las clases en el estado de Mississippi comiencen de nuevo & # 8221, dijo. & # 8220 Nosotros & # 8217 estaremos observando para ver si los estudiantes internacionales regresan. Si no lo hacen, eso nos va a afectar. Hemos construido nuestro negocio sobre ellos y, aunque tenemos más clientes (no asiáticos), los estudiantes asiáticos son en quienes más confiamos. & # 8221

Slim Smith es columnista y escritor de artículos de The Dispatch. Su dirección de correo electrónico es [email & # 160protected]


Perfil del lunes: el nativo de Starkville ofrece ingredientes, recetas asiáticas en un mercado y restaurante familiar

Cuando la primera ola de compras de pánico de COVID-19 se extendió por Starkville hace aproximadamente un mes, no se corrió el papel higiénico en Asian Foods Market en la autopista 12.

Asian Foods Market vende un poco de casi todo y muchas cosas, pero no papel higiénico.

Eso no significa que la empresa familiar fuera inmune a las compras por pánico.

& # 8220 Para nosotros, era arroz & # 8221, dijo Kevin Yang, cuyos padres abrieron la tienda en 2011 y agregaron un restaurante al lado hace dos años. & # 8220 Mucho arroz. Aproximadamente dos semanas después de las vacaciones de primavera, todos comenzaron a acaparar arroz al mismo tiempo. & # 8221

La variedad de arroz, a menudo llamada & # 8220 arroz pegajoso & # 8221, es más dulce y pegajosa que el arroz blanco convencional que suelen consumir los no asiáticos en los EE. UU. paquetes, el arroz Asian Market vende viene en un solo tamaño & # 8212 bolsas de 50 libras.

& # 8220En la mayoría de las culturas asiáticas, el arroz es la base de casi todas las comidas & # 8221, dijo Yang. & # 8220 No sé ni siquiera con qué lo compararías en la comida estadounidense, ¿tal vez con la leche? Todo lo que sé es que el arroz es algo que todos los hogares asiáticos han almacenado. & # 8221

Podría pensar que una bolsa de arroz de 50 libras sería de gran ayuda. No es así, dijo Yang.

& # 8220Al comienzo de todo esto, vendimos una paleta de arroz en un día & # 8221, dijo Yang. & # 8220Eso & # 8217s 60 bolsas de arroz de 50 libras. La gente entraba, compraba dos bolsas y luego venía al día siguiente y compraba dos más. Fue una locura. & # 8221

Yang, de 22 años, es el primer estadounidense nativo de su familia. Sus padres emigraron a Estados Unidos desde China a mediados de la década de 1980 y se establecieron en Brooklyn, Nueva York.

La familia se mudó a Starkville cuando Yang tenía 2 años, y compró el antiguo restaurante Taste of China antes de cambiar el enfoque a un mercado, algo que la familia sintió que llenaba un vacío en el mercado donde la gran población estudiantil asiática del estado de Mississippi ha comenzado a crecer.

& # 8220 Gran parte de nuestro negocio proviene del estado de Mississippi, & # 8221, dijo Yang. & # 8220Nuestra tienda es el único lugar donde pueden encontrar muchas de las cosas que necesita en la cocina asiática. Llenamos un nicho y & # 8217 hemos hecho crecer nuestro negocio de manera bastante constante a lo largo de los años & # 8221.

Como ocurre con la mayoría de las empresas familiares, Yang creció en el mercado y realizó casi todos los trabajos allí.

& # 8220Cuando estaba en séptimo grado, estaba revisando clientes, & # 8221, dijo. & # 8220 & # 8217he hecho de todo, pero ahora principalmente trabajo en la cocina cocinando con mi padre. & # 8221

Yang dijo que el negocio está & # 8220 bien, & # 8221 durante la crisis del COVID-19, hasta ahora. La excepción es el restaurante que, como todos los restaurantes, se basa exclusivamente en pedidos para llevar.

& # 8220 Nosotros & # 8217 realmente no estamos haciendo mucho negocio en el lado del restaurante, & # 8221, dijo Yang. & # 8220 Sin embargo, todavía lo mantenemos. & # 8221

Sin embargo, Yang dijo que el restaurante ya ha demostrado su valor estratégico.

"Lo que hemos visto desde que abrimos el restaurante es que ha atraído a muchos más clientes (no asiáticos)", dijo Yang. & # 8220 Entran, prueban la comida y deciden que quieren prepararla en casa. Dado que el mercado está en el mismo edificio, ellos & # 8217ll vendrán y comprarán. & # 8221

Para Yang y los otros trabajadores, también hay otra tarea que realizan felizmente.

& # 8220Casi nada de lo escrito en los paquetes está en inglés, & # 8221, dijo. & # 8220Así que & # 8217 leeremos el embalaje y les informaremos sobre el producto. & # 8221

También ofrece consejos de cocina.

& # 8220Siempre les pregunto qué tienen, & # 8221, dijo. & # 8220 ¿Tienen cerdo? Haré algunas sugerencias sobre algunos platos de cerdo. Creo que es divertido para muchos clientes descubrir un nuevo estilo de cocina. Eso & # 8217 es bueno para nosotros, así que & # 8217 estaremos encantados de ayudar. & # 8221

Yang dijo que si bien el mercado se ha mantenido firme durante la crisis, existe la posibilidad de que el negocio finalmente decaiga.

& # 8220 Mucho depende de lo que suceda en el otoño cuando las clases en el estado de Mississippi comiencen de nuevo & # 8221, dijo. & # 8220 Nosotros & # 8217 estaremos observando para ver si los estudiantes internacionales regresan. Si no lo hacen, eso nos va a afectar. Hemos construido nuestro negocio sobre ellos y, aunque tenemos más clientes (no asiáticos), los estudiantes asiáticos son en quienes más confiamos. & # 8221

Slim Smith es columnista y escritor de artículos de The Dispatch. Su dirección de correo electrónico es [email & # 160protected]


Perfil del lunes: el nativo de Starkville ofrece ingredientes, recetas asiáticas en un mercado y restaurante familiar

Cuando la primera ola de compras de pánico de COVID-19 se extendió por Starkville hace aproximadamente un mes, no se corrió el papel higiénico en Asian Foods Market en la autopista 12.

Asian Foods Market vende un poco de casi todo y muchas cosas, pero no papel higiénico.

Eso no significa que la empresa familiar fuera inmune a las compras por pánico.

& # 8220 Para nosotros, era arroz & # 8221, dijo Kevin Yang, cuyos padres abrieron la tienda en 2011 y agregaron un restaurante al lado hace dos años. & # 8220 Mucho arroz. Aproximadamente dos semanas después de las vacaciones de primavera, todos comenzaron a acaparar arroz al mismo tiempo. & # 8221

La variedad de arroz, a menudo llamada & # 8220 arroz pegajoso & # 8221, es más dulce y pegajosa que el arroz blanco convencional que suelen consumir los no asiáticos en los EE. UU. paquetes, el arroz Asian Market vende viene en un solo tamaño & # 8212 bolsas de 50 libras.

& # 8220En la mayoría de las culturas asiáticas, el arroz es la base de casi todas las comidas & # 8221, dijo Yang. & # 8220 No sé ni siquiera con qué lo compararías en la comida estadounidense, ¿tal vez con la leche? Todo lo que sé es que el arroz es algo que todos los hogares asiáticos han almacenado. & # 8221

Podría pensar que una bolsa de arroz de 50 libras sería de gran ayuda. No es así, dijo Yang.

& # 8220Al comienzo de todo esto, vendimos una paleta de arroz en un día & # 8221, dijo Yang. & # 8220Eso & # 8217s 60 bolsas de arroz de 50 libras. La gente entraba, compraba dos bolsas y luego venía al día siguiente y compraba dos más. Fue una locura. & # 8221

Yang, de 22 años, es el primer estadounidense nativo de su familia. Sus padres emigraron a Estados Unidos desde China a mediados de la década de 1980 y se establecieron en Brooklyn, Nueva York.

La familia se mudó a Starkville cuando Yang tenía 2 años, y compró el antiguo restaurante Taste of China antes de cambiar el enfoque a un mercado, algo que la familia sintió que llenaba un vacío en el mercado donde la gran población estudiantil asiática del estado de Mississippi ha comenzado a crecer.

& # 8220 Gran parte de nuestro negocio proviene del estado de Mississippi, & # 8221, dijo Yang. & # 8220Nuestra tienda es el único lugar donde pueden encontrar muchas de las cosas que necesita en la cocina asiática. Llenamos un nicho y & # 8217 hemos hecho crecer nuestro negocio de manera bastante constante a lo largo de los años & # 8221.

Como ocurre con la mayoría de las empresas familiares, Yang creció en el mercado y realizó casi todos los trabajos allí.

& # 8220Cuando estaba en séptimo grado, estaba revisando clientes, & # 8221, dijo. & # 8220 & # 8217he hecho de todo, pero ahora principalmente trabajo en la cocina cocinando con mi padre. & # 8221

Yang dijo que el negocio está & # 8220 bien, & # 8221 durante la crisis del COVID-19, hasta ahora. La excepción es el restaurante que, como todos los restaurantes, se basa exclusivamente en pedidos para llevar.

& # 8220 Nosotros & # 8217 realmente no estamos haciendo mucho negocio en el lado del restaurante, & # 8221, dijo Yang. & # 8220 Sin embargo, todavía lo mantenemos. & # 8221

Sin embargo, Yang dijo que el restaurante ya ha demostrado su valor estratégico.

"Lo que hemos visto desde que abrimos el restaurante es que ha atraído a muchos más clientes (no asiáticos)", dijo Yang. & # 8220 Entran, prueban la comida y deciden que quieren prepararla en casa. Dado que el mercado está en el mismo edificio, ellos & # 8217ll vendrán y comprarán. & # 8221

Para Yang y los otros trabajadores, también hay otra tarea que realizan felizmente.

& # 8220Casi nada de lo escrito en los paquetes está en inglés, & # 8221, dijo. & # 8220Así que & # 8217 leeremos el embalaje y les informaremos sobre el producto. & # 8221

También ofrece consejos de cocina.

& # 8220Siempre les pregunto qué tienen, & # 8221, dijo. & # 8220 ¿Tienen cerdo? Haré algunas sugerencias sobre algunos platos de cerdo. Creo que es divertido para muchos clientes descubrir un nuevo estilo de cocina. Eso & # 8217 es bueno para nosotros, así que & # 8217 estaremos encantados de ayudar. & # 8221

Yang dijo que si bien el mercado se ha mantenido firme durante la crisis, existe la posibilidad de que el negocio finalmente decaiga.

& # 8220 Mucho depende de lo que suceda en el otoño cuando las clases en el estado de Mississippi comiencen de nuevo & # 8221, dijo. & # 8220 Nosotros & # 8217 estaremos observando para ver si los estudiantes internacionales regresan. Si no lo hacen, eso nos va a afectar. Hemos construido nuestro negocio sobre ellos y, aunque tenemos más clientes (no asiáticos), los estudiantes asiáticos son en quienes más confiamos. & # 8221

Slim Smith es columnista y escritor de artículos de The Dispatch. Su dirección de correo electrónico es [email & # 160protected]


Perfil del lunes: el nativo de Starkville ofrece ingredientes, recetas asiáticas en un mercado y restaurante familiar

Cuando la primera ola de compras de pánico de COVID-19 se extendió por Starkville hace aproximadamente un mes, no se corrió el papel higiénico en Asian Foods Market en la autopista 12.

Asian Foods Market vende un poco de casi todo y muchas cosas, pero no papel higiénico.

Eso no significa que la empresa familiar fuera inmune a las compras por pánico.

& # 8220 Para nosotros, era arroz & # 8221, dijo Kevin Yang, cuyos padres abrieron la tienda en 2011 y agregaron un restaurante al lado hace dos años. & # 8220 Mucho arroz. Aproximadamente dos semanas después de las vacaciones de primavera, todos comenzaron a acaparar arroz al mismo tiempo. & # 8221

La variedad de arroz, a menudo llamada & # 8220 arroz pegajoso & # 8221, es más dulce y pegajosa que el arroz blanco convencional que suelen consumir los no asiáticos en los EE. UU. paquetes, el arroz Asian Market vende viene en un solo tamaño & # 8212 bolsas de 50 libras.

& # 8220En la mayoría de las culturas asiáticas, el arroz es la base de casi todas las comidas & # 8221, dijo Yang. & # 8220 No sé ni siquiera con qué lo compararías en la comida estadounidense, ¿tal vez con la leche? Todo lo que sé es que el arroz es algo que todos los hogares asiáticos han almacenado. & # 8221

Podría pensar que una bolsa de arroz de 50 libras sería de gran ayuda. No es así, dijo Yang.

& # 8220Al comienzo de todo esto, vendimos una paleta de arroz en un día & # 8221, dijo Yang. & # 8220Eso & # 8217s 60 bolsas de arroz de 50 libras. La gente entraba, compraba dos bolsas y luego venía al día siguiente y compraba dos más. Fue una locura. & # 8221

Yang, de 22 años, es el primer estadounidense nativo de su familia. Sus padres emigraron a Estados Unidos desde China a mediados de la década de 1980 y se establecieron en Brooklyn, Nueva York.

La familia se mudó a Starkville cuando Yang tenía 2 años, y compró el antiguo restaurante Taste of China antes de cambiar el enfoque a un mercado, algo que la familia sintió que llenaba un vacío en el mercado donde la gran población estudiantil asiática del estado de Mississippi ha comenzado a crecer.

& # 8220 Gran parte de nuestro negocio proviene del estado de Mississippi, & # 8221, dijo Yang. & # 8220Nuestra tienda es el único lugar donde pueden encontrar muchas de las cosas que necesita en la cocina asiática. Llenamos un nicho y & # 8217 hemos hecho crecer nuestro negocio de manera bastante constante a lo largo de los años & # 8221.

Como ocurre con la mayoría de las empresas familiares, Yang creció en el mercado y realizó casi todos los trabajos allí.

& # 8220Cuando estaba en séptimo grado, estaba revisando clientes, & # 8221, dijo. & # 8220 & # 8217he hecho de todo, pero ahora principalmente trabajo en la cocina cocinando con mi padre. & # 8221

Yang dijo que el negocio está & # 8220 bien, & # 8221 durante la crisis del COVID-19, hasta ahora. La excepción es el restaurante que, como todos los restaurantes, se basa exclusivamente en pedidos para llevar.

& # 8220 Nosotros & # 8217 realmente no estamos haciendo mucho negocio en el lado del restaurante, & # 8221, dijo Yang. & # 8220 Sin embargo, todavía lo mantenemos. & # 8221

Sin embargo, Yang dijo que el restaurante ya ha demostrado su valor estratégico.

"Lo que hemos visto desde que abrimos el restaurante es que ha atraído a muchos más clientes (no asiáticos)", dijo Yang. & # 8220 Entran, prueban la comida y deciden que quieren prepararla en casa. Dado que el mercado está en el mismo edificio, ellos & # 8217ll vendrán y comprarán. & # 8221

Para Yang y los otros trabajadores, también hay otra tarea que realizan felizmente.

& # 8220Casi nada de lo escrito en los paquetes está en inglés, & # 8221, dijo. & # 8220Así que & # 8217 leeremos el embalaje y les informaremos sobre el producto. & # 8221

También ofrece consejos de cocina.

& # 8220Siempre les pregunto qué tienen, & # 8221, dijo. & # 8220 ¿Tienen cerdo? Haré algunas sugerencias sobre algunos platos de cerdo. Creo que es divertido para muchos clientes descubrir un nuevo estilo de cocina. Eso & # 8217 es bueno para nosotros, así que & # 8217 estaremos encantados de ayudar. & # 8221

Yang dijo que si bien el mercado se ha mantenido firme durante la crisis, existe la posibilidad de que el negocio finalmente decaiga.

& # 8220 Mucho depende de lo que suceda en el otoño cuando las clases en el estado de Mississippi comiencen de nuevo & # 8221, dijo. & # 8220 Nosotros & # 8217 estaremos observando para ver si los estudiantes internacionales regresan. Si no lo hacen, eso nos va a afectar. Hemos construido nuestro negocio sobre ellos y, aunque tenemos más clientes (no asiáticos), los estudiantes asiáticos son en quienes más confiamos. & # 8221

Slim Smith es columnista y escritor de artículos de The Dispatch. Su dirección de correo electrónico es [email & # 160protected]


Perfil del lunes: el nativo de Starkville ofrece ingredientes, recetas asiáticas en un mercado y restaurante familiar

Cuando la primera ola de compras de pánico de COVID-19 se extendió por Starkville hace aproximadamente un mes, no se corrió el papel higiénico en Asian Foods Market en la autopista 12.

Asian Foods Market vende un poco de casi todo y muchas cosas, pero no papel higiénico.

Eso no significa que la empresa familiar fuera inmune a las compras por pánico.

& # 8220 Para nosotros, era arroz & # 8221, dijo Kevin Yang, cuyos padres abrieron la tienda en 2011 y agregaron un restaurante al lado hace dos años. & # 8220 Mucho arroz. Aproximadamente dos semanas después de las vacaciones de primavera, todos comenzaron a acaparar arroz al mismo tiempo. & # 8221

La variedad de arroz, a menudo llamada & # 8220 arroz pegajoso & # 8221, es más dulce y pegajosa que el arroz blanco convencional que suelen consumir los no asiáticos en los EE. UU. paquetes, el arroz Asian Market vende viene en un solo tamaño & # 8212 bolsas de 50 libras.

& # 8220En la mayoría de las culturas asiáticas, el arroz es la base de casi todas las comidas & # 8221, dijo Yang. & # 8220 No sé ni siquiera con qué lo compararías en la comida estadounidense, ¿tal vez con la leche? Todo lo que sé es que el arroz es algo que todos los hogares asiáticos han almacenado. & # 8221

Podría pensar que una bolsa de arroz de 50 libras sería de gran ayuda. No es así, dijo Yang.

& # 8220Al comienzo de todo esto, vendimos una paleta de arroz en un día & # 8221, dijo Yang. & # 8220Eso & # 8217s 60 bolsas de arroz de 50 libras. La gente entraba, compraba dos bolsas y luego venía al día siguiente y compraba dos más. Fue una locura. & # 8221

Yang, de 22 años, es el primer estadounidense nativo de su familia. Sus padres emigraron a Estados Unidos desde China a mediados de la década de 1980 y se establecieron en Brooklyn, Nueva York.

La familia se mudó a Starkville cuando Yang tenía 2 años, y compró el antiguo restaurante Taste of China antes de cambiar el enfoque a un mercado, algo que la familia sintió que llenaba un vacío en el mercado donde la gran población estudiantil asiática del estado de Mississippi ha comenzado a crecer.

& # 8220 Gran parte de nuestro negocio proviene del estado de Mississippi, & # 8221, dijo Yang. & # 8220Nuestra tienda es el único lugar donde pueden encontrar muchas de las cosas que necesita en la cocina asiática. Llenamos un nicho y & # 8217 hemos hecho crecer nuestro negocio de manera bastante constante a lo largo de los años & # 8221.

Como ocurre con la mayoría de las empresas familiares, Yang creció en el mercado y realizó casi todos los trabajos allí.

& # 8220Cuando estaba en séptimo grado, estaba revisando clientes, & # 8221, dijo. & # 8220 & # 8217he hecho de todo, pero ahora principalmente trabajo en la cocina cocinando con mi padre. & # 8221

Yang dijo que el negocio está & # 8220 bien, & # 8221 durante la crisis del COVID-19, hasta ahora. La excepción es el restaurante que, como todos los restaurantes, se basa exclusivamente en pedidos para llevar.

& # 8220 Nosotros & # 8217 realmente no estamos haciendo mucho negocio en el lado del restaurante, & # 8221, dijo Yang. & # 8220 Sin embargo, todavía lo mantenemos. & # 8221

Sin embargo, Yang dijo que el restaurante ya ha demostrado su valor estratégico.

"Lo que hemos visto desde que abrimos el restaurante es que ha atraído a muchos más clientes (no asiáticos)", dijo Yang. & # 8220 Entran, prueban la comida y deciden que quieren prepararla en casa. Dado que el mercado está en el mismo edificio, ellos & # 8217ll vendrán y comprarán. & # 8221

Para Yang y los otros trabajadores, también hay otra tarea que realizan felizmente.

& # 8220Casi nada de lo escrito en los paquetes está en inglés, & # 8221, dijo. & # 8220Así que & # 8217 leeremos el embalaje y les informaremos sobre el producto. & # 8221

También ofrece consejos de cocina.

& # 8220Siempre les pregunto qué tienen, & # 8221, dijo. & # 8220 ¿Tienen cerdo? Haré algunas sugerencias sobre algunos platos de cerdo. Creo que es divertido para muchos clientes descubrir un nuevo estilo de cocina. Eso & # 8217 es bueno para nosotros, así que & # 8217 estaremos encantados de ayudar. & # 8221

Yang dijo que si bien el mercado se ha mantenido firme durante la crisis, existe la posibilidad de que el negocio finalmente decaiga.

& # 8220 Mucho depende de lo que suceda en el otoño cuando las clases en el estado de Mississippi comiencen de nuevo & # 8221, dijo. & # 8220 Nosotros & # 8217 estaremos observando para ver si los estudiantes internacionales regresan. Si no lo hacen, eso nos va a afectar. Hemos construido nuestro negocio sobre ellos y, aunque tenemos más clientes (no asiáticos), los estudiantes asiáticos son en quienes más confiamos. & # 8221

Slim Smith es columnista y escritor de artículos de The Dispatch. Su dirección de correo electrónico es [email & # 160protected]


Perfil del lunes: el nativo de Starkville ofrece ingredientes, recetas asiáticas en un mercado y restaurante familiar

Cuando la primera ola de compras de pánico de COVID-19 se extendió por Starkville hace aproximadamente un mes, no se corrió el papel higiénico en Asian Foods Market en la autopista 12.

Asian Foods Market vende un poco de casi todo y muchas cosas, pero no papel higiénico.

Eso no significa que la empresa familiar fuera inmune a las compras por pánico.

& # 8220 Para nosotros, era arroz & # 8221, dijo Kevin Yang, cuyos padres abrieron la tienda en 2011 y agregaron un restaurante al lado hace dos años. & # 8220 Mucho arroz. Aproximadamente dos semanas después de las vacaciones de primavera, todos comenzaron a acaparar arroz al mismo tiempo. & # 8221

La variedad de arroz, a menudo llamada & # 8220 arroz pegajoso & # 8221, es más dulce y pegajosa que el arroz blanco convencional que suelen consumir los no asiáticos en los EE. UU. paquetes, el arroz Asian Market vende viene en un solo tamaño & # 8212 bolsas de 50 libras.

& # 8220En la mayoría de las culturas asiáticas, el arroz es la base de casi todas las comidas & # 8221, dijo Yang. & # 8220 No sé ni siquiera con qué lo compararías en la comida estadounidense, ¿tal vez con la leche? Todo lo que sé es que el arroz es algo que todos los hogares asiáticos han almacenado. & # 8221

Podría pensar que una bolsa de arroz de 50 libras sería de gran ayuda. No es así, dijo Yang.

& # 8220Al comienzo de todo esto, vendimos una paleta de arroz en un día & # 8221, dijo Yang. & # 8220Eso & # 8217s 60 bolsas de arroz de 50 libras. La gente entraba, compraba dos bolsas y luego venía al día siguiente y compraba dos más. Fue una locura. & # 8221

Yang, de 22 años, es el primer estadounidense nativo de su familia. Sus padres emigraron a Estados Unidos desde China a mediados de la década de 1980 y se establecieron en Brooklyn, Nueva York.

La familia se mudó a Starkville cuando Yang tenía 2 años, y compró el antiguo restaurante Taste of China antes de cambiar el enfoque a un mercado, algo que la familia sintió que llenaba un vacío en el mercado donde la gran población estudiantil asiática del estado de Mississippi ha comenzado a crecer.

& # 8220 Gran parte de nuestro negocio proviene del estado de Mississippi, & # 8221, dijo Yang. & # 8220Nuestra tienda es el único lugar donde pueden encontrar muchas de las cosas que necesita en la cocina asiática. Llenamos un nicho y & # 8217 hemos hecho crecer nuestro negocio de manera bastante constante a lo largo de los años & # 8221.

Como ocurre con la mayoría de las empresas familiares, Yang creció en el mercado y realizó casi todos los trabajos allí.

& # 8220Cuando estaba en séptimo grado, estaba revisando clientes, & # 8221, dijo. & # 8220 & # 8217he hecho de todo, pero ahora principalmente trabajo en la cocina cocinando con mi padre. & # 8221

Yang dijo que el negocio está & # 8220 bien, & # 8221 durante la crisis del COVID-19, hasta ahora. La excepción es el restaurante que, como todos los restaurantes, se basa exclusivamente en pedidos para llevar.

& # 8220 Nosotros & # 8217 realmente no estamos haciendo mucho negocio en el lado del restaurante, & # 8221, dijo Yang. & # 8220 Sin embargo, todavía lo mantenemos. & # 8221

Sin embargo, Yang dijo que el restaurante ya ha demostrado su valor estratégico.

"Lo que hemos visto desde que abrimos el restaurante es que ha atraído a muchos más clientes (no asiáticos)", dijo Yang. & # 8220 Entran, prueban la comida y deciden que quieren prepararla en casa. Dado que el mercado está en el mismo edificio, ellos & # 8217ll vendrán y comprarán. & # 8221

Para Yang y los otros trabajadores, también hay otra tarea que realizan felizmente.

& # 8220Casi nada de lo escrito en los paquetes está en inglés, & # 8221, dijo. & # 8220Así que & # 8217 leeremos el embalaje y les informaremos sobre el producto. & # 8221

También ofrece consejos de cocina.

& # 8220Siempre les pregunto qué tienen, & # 8221, dijo. & # 8220 ¿Tienen cerdo? Haré algunas sugerencias sobre algunos platos de cerdo. Creo que es divertido para muchos clientes descubrir un nuevo estilo de cocina. Eso & # 8217 es bueno para nosotros, así que & # 8217 estaremos encantados de ayudar. & # 8221

Yang dijo que si bien el mercado se ha mantenido firme durante la crisis, existe la posibilidad de que el negocio finalmente decaiga.

& # 8220 Mucho depende de lo que suceda en el otoño cuando las clases en el estado de Mississippi comiencen de nuevo & # 8221, dijo. & # 8220 Nosotros & # 8217 estaremos observando para ver si los estudiantes internacionales regresan. Si no lo hacen, eso nos va a afectar. Hemos construido nuestro negocio sobre ellos y, aunque tenemos más clientes (no asiáticos), los estudiantes asiáticos son en quienes más confiamos. & # 8221

Slim Smith es columnista y escritor de artículos de The Dispatch. Su dirección de correo electrónico es [email & # 160protected]


Perfil del lunes: el nativo de Starkville ofrece ingredientes, recetas asiáticas en un mercado y restaurante familiar

Cuando la primera ola de compras de pánico de COVID-19 se extendió por Starkville hace aproximadamente un mes, no se corrió el papel higiénico en Asian Foods Market en la autopista 12.

Asian Foods Market sells a little of most everything and a lot of some things, but no toilet paper.

That doesn’t mean the family-owned business was immune to panic buying.

“For us, it was rice,” said Kevin Yang, whose parents opened the store in 2011 and added a restaurant next door two years ago. “Lots of rice. About two weeks after spring break, everybody started hoarding rice all at the same time.”

The variety of rice, often called “sticky rice,” is sweeter and stickier than the conventional white rice typically consumed by non-Asians in the U.S. While that “American” rice is usually sold in one or two-pound packages, the rice Asian Market sells comes in a single size — 50-pound bags.

“In most Asian cultures, rice is the basis of just about every meal,” Yang said. “I don’t even know what you would compare it to in American food, maybe milk? All I know is that rice is something every Asian household has stocked.”

You might think a 50-pound bag of rice would go a long way. Not so, Yang said.

“At the start of all this, we sold a pallet of rice in one day,” Yang said. “That’s 60 50-pound bags of rice. People would come in, buy two bags and then come the next day and buy two more. It was crazy.”

Yang, 22, is the first native-born American in his family. His parents immigrated to the U.S. from China in the mid-1980s, settling in Brooklyn, New York.

The family moved to Starkville when Yang was 2, buying the old Taste of China Restaurant before later shifting the focus to a market, something the family felt filled a void in the market where Mississippi State’s large Asian student population has started to grow.

“A lot of our business comes from Mississippi State,” Yang said. “Our store is about the only place they can find many of the things you need in Asian cooking. We filled a niche and we’ve grown our business pretty steadily over the years.”

As it is with most family-owned businesses, Yang grew up in the market, performing just about every job there.

“When I was in seventh grade, I was checking out customers,” he said. “I’ve done everything, but now mainly I work in the kitchen cooking with my father.”

Yang said business is “doing OK,” during the COVID-19 crisis, so far. The exception is the restaurant which, like all restaurants, relies exclusively on take-out orders.

“We’re not really doing much business on the restaurant side,” Yang said. “We still keep it going, though.”

Yang said the restaurant has already proven its strategic value, though.

“What we’ve seen since we opened the restaurant is that it’s brought in a lot more (non-Asian) customers,” Yang said. “They come in, taste the food and decide they want to make it at home. Since the market is in the same building, they’ll come over and shop.”

For Yang and the other workers, there is also another task they happily perform.

“Almost none of the writing on the packages is in English,” he said. “So we’ll read the packing and tell them about the product.”

He also provides cooking tips.

“I always ask them what they have,” he said. “Do they have pork? I’ll make some suggestions about some pork dishes. I think it’s fun for a lot of customers to sort of discover a new style of cooking. That’s good for us, so we’re happy to help.”

Yang said that while the market has held its own during the crisis, there’s a chance business will eventually decline.

“A lot depends on what happens in the fall when classes at Mississippi State begin again,” he said. “We’ll be watching to see if the international students come back. If they don’t, that’s going to affect us. We’ve built our business on them and while we are getting more (non-Asians) customers, the Asians students are who we rely on the most.”

Slim Smith is a columnist and feature writer for The Dispatch. His email address is [email protected]


Monday Profile: Starkville native provides ingredients, Asian recipes at family-owned market and restaurant

When the first wave of COVID-19 panic buying swept through Starkville about a month ago, there was no run on toilet paper at Asian Foods Market on Highway 12.

Asian Foods Market sells a little of most everything and a lot of some things, but no toilet paper.

That doesn’t mean the family-owned business was immune to panic buying.

“For us, it was rice,” said Kevin Yang, whose parents opened the store in 2011 and added a restaurant next door two years ago. “Lots of rice. About two weeks after spring break, everybody started hoarding rice all at the same time.”

The variety of rice, often called “sticky rice,” is sweeter and stickier than the conventional white rice typically consumed by non-Asians in the U.S. While that “American” rice is usually sold in one or two-pound packages, the rice Asian Market sells comes in a single size — 50-pound bags.

“In most Asian cultures, rice is the basis of just about every meal,” Yang said. “I don’t even know what you would compare it to in American food, maybe milk? All I know is that rice is something every Asian household has stocked.”

You might think a 50-pound bag of rice would go a long way. Not so, Yang said.

“At the start of all this, we sold a pallet of rice in one day,” Yang said. “That’s 60 50-pound bags of rice. People would come in, buy two bags and then come the next day and buy two more. It was crazy.”

Yang, 22, is the first native-born American in his family. His parents immigrated to the U.S. from China in the mid-1980s, settling in Brooklyn, New York.

The family moved to Starkville when Yang was 2, buying the old Taste of China Restaurant before later shifting the focus to a market, something the family felt filled a void in the market where Mississippi State’s large Asian student population has started to grow.

“A lot of our business comes from Mississippi State,” Yang said. “Our store is about the only place they can find many of the things you need in Asian cooking. We filled a niche and we’ve grown our business pretty steadily over the years.”

As it is with most family-owned businesses, Yang grew up in the market, performing just about every job there.

“When I was in seventh grade, I was checking out customers,” he said. “I’ve done everything, but now mainly I work in the kitchen cooking with my father.”

Yang said business is “doing OK,” during the COVID-19 crisis, so far. The exception is the restaurant which, like all restaurants, relies exclusively on take-out orders.

“We’re not really doing much business on the restaurant side,” Yang said. “We still keep it going, though.”

Yang said the restaurant has already proven its strategic value, though.

“What we’ve seen since we opened the restaurant is that it’s brought in a lot more (non-Asian) customers,” Yang said. “They come in, taste the food and decide they want to make it at home. Since the market is in the same building, they’ll come over and shop.”

For Yang and the other workers, there is also another task they happily perform.

“Almost none of the writing on the packages is in English,” he said. “So we’ll read the packing and tell them about the product.”

He also provides cooking tips.

“I always ask them what they have,” he said. “Do they have pork? I’ll make some suggestions about some pork dishes. I think it’s fun for a lot of customers to sort of discover a new style of cooking. That’s good for us, so we’re happy to help.”

Yang said that while the market has held its own during the crisis, there’s a chance business will eventually decline.

“A lot depends on what happens in the fall when classes at Mississippi State begin again,” he said. “We’ll be watching to see if the international students come back. If they don’t, that’s going to affect us. We’ve built our business on them and while we are getting more (non-Asians) customers, the Asians students are who we rely on the most.”

Slim Smith is a columnist and feature writer for The Dispatch. His email address is [email protected]


Monday Profile: Starkville native provides ingredients, Asian recipes at family-owned market and restaurant

When the first wave of COVID-19 panic buying swept through Starkville about a month ago, there was no run on toilet paper at Asian Foods Market on Highway 12.

Asian Foods Market sells a little of most everything and a lot of some things, but no toilet paper.

That doesn’t mean the family-owned business was immune to panic buying.

“For us, it was rice,” said Kevin Yang, whose parents opened the store in 2011 and added a restaurant next door two years ago. “Lots of rice. About two weeks after spring break, everybody started hoarding rice all at the same time.”

The variety of rice, often called “sticky rice,” is sweeter and stickier than the conventional white rice typically consumed by non-Asians in the U.S. While that “American” rice is usually sold in one or two-pound packages, the rice Asian Market sells comes in a single size — 50-pound bags.

“In most Asian cultures, rice is the basis of just about every meal,” Yang said. “I don’t even know what you would compare it to in American food, maybe milk? All I know is that rice is something every Asian household has stocked.”

You might think a 50-pound bag of rice would go a long way. Not so, Yang said.

“At the start of all this, we sold a pallet of rice in one day,” Yang said. “That’s 60 50-pound bags of rice. People would come in, buy two bags and then come the next day and buy two more. It was crazy.”

Yang, 22, is the first native-born American in his family. His parents immigrated to the U.S. from China in the mid-1980s, settling in Brooklyn, New York.

The family moved to Starkville when Yang was 2, buying the old Taste of China Restaurant before later shifting the focus to a market, something the family felt filled a void in the market where Mississippi State’s large Asian student population has started to grow.

“A lot of our business comes from Mississippi State,” Yang said. “Our store is about the only place they can find many of the things you need in Asian cooking. We filled a niche and we’ve grown our business pretty steadily over the years.”

As it is with most family-owned businesses, Yang grew up in the market, performing just about every job there.

“When I was in seventh grade, I was checking out customers,” he said. “I’ve done everything, but now mainly I work in the kitchen cooking with my father.”

Yang said business is “doing OK,” during the COVID-19 crisis, so far. The exception is the restaurant which, like all restaurants, relies exclusively on take-out orders.

“We’re not really doing much business on the restaurant side,” Yang said. “We still keep it going, though.”

Yang said the restaurant has already proven its strategic value, though.

“What we’ve seen since we opened the restaurant is that it’s brought in a lot more (non-Asian) customers,” Yang said. “They come in, taste the food and decide they want to make it at home. Since the market is in the same building, they’ll come over and shop.”

For Yang and the other workers, there is also another task they happily perform.

“Almost none of the writing on the packages is in English,” he said. “So we’ll read the packing and tell them about the product.”

He also provides cooking tips.

“I always ask them what they have,” he said. “Do they have pork? I’ll make some suggestions about some pork dishes. I think it’s fun for a lot of customers to sort of discover a new style of cooking. That’s good for us, so we’re happy to help.”

Yang said that while the market has held its own during the crisis, there’s a chance business will eventually decline.

“A lot depends on what happens in the fall when classes at Mississippi State begin again,” he said. “We’ll be watching to see if the international students come back. If they don’t, that’s going to affect us. We’ve built our business on them and while we are getting more (non-Asians) customers, the Asians students are who we rely on the most.”

Slim Smith is a columnist and feature writer for The Dispatch. His email address is [email protected]


Monday Profile: Starkville native provides ingredients, Asian recipes at family-owned market and restaurant

When the first wave of COVID-19 panic buying swept through Starkville about a month ago, there was no run on toilet paper at Asian Foods Market on Highway 12.

Asian Foods Market sells a little of most everything and a lot of some things, but no toilet paper.

That doesn’t mean the family-owned business was immune to panic buying.

“For us, it was rice,” said Kevin Yang, whose parents opened the store in 2011 and added a restaurant next door two years ago. “Lots of rice. About two weeks after spring break, everybody started hoarding rice all at the same time.”

The variety of rice, often called “sticky rice,” is sweeter and stickier than the conventional white rice typically consumed by non-Asians in the U.S. While that “American” rice is usually sold in one or two-pound packages, the rice Asian Market sells comes in a single size — 50-pound bags.

“In most Asian cultures, rice is the basis of just about every meal,” Yang said. “I don’t even know what you would compare it to in American food, maybe milk? All I know is that rice is something every Asian household has stocked.”

You might think a 50-pound bag of rice would go a long way. Not so, Yang said.

“At the start of all this, we sold a pallet of rice in one day,” Yang said. “That’s 60 50-pound bags of rice. People would come in, buy two bags and then come the next day and buy two more. It was crazy.”

Yang, 22, is the first native-born American in his family. His parents immigrated to the U.S. from China in the mid-1980s, settling in Brooklyn, New York.

The family moved to Starkville when Yang was 2, buying the old Taste of China Restaurant before later shifting the focus to a market, something the family felt filled a void in the market where Mississippi State’s large Asian student population has started to grow.

“A lot of our business comes from Mississippi State,” Yang said. “Our store is about the only place they can find many of the things you need in Asian cooking. We filled a niche and we’ve grown our business pretty steadily over the years.”

As it is with most family-owned businesses, Yang grew up in the market, performing just about every job there.

“When I was in seventh grade, I was checking out customers,” he said. “I’ve done everything, but now mainly I work in the kitchen cooking with my father.”

Yang said business is “doing OK,” during the COVID-19 crisis, so far. The exception is the restaurant which, like all restaurants, relies exclusively on take-out orders.

“We’re not really doing much business on the restaurant side,” Yang said. “We still keep it going, though.”

Yang said the restaurant has already proven its strategic value, though.

“What we’ve seen since we opened the restaurant is that it’s brought in a lot more (non-Asian) customers,” Yang said. “They come in, taste the food and decide they want to make it at home. Since the market is in the same building, they’ll come over and shop.”

For Yang and the other workers, there is also another task they happily perform.

“Almost none of the writing on the packages is in English,” he said. “So we’ll read the packing and tell them about the product.”

He also provides cooking tips.

“I always ask them what they have,” he said. “Do they have pork? I’ll make some suggestions about some pork dishes. I think it’s fun for a lot of customers to sort of discover a new style of cooking. That’s good for us, so we’re happy to help.”

Yang said that while the market has held its own during the crisis, there’s a chance business will eventually decline.

“A lot depends on what happens in the fall when classes at Mississippi State begin again,” he said. “We’ll be watching to see if the international students come back. If they don’t, that’s going to affect us. We’ve built our business on them and while we are getting more (non-Asians) customers, the Asians students are who we rely on the most.”

Slim Smith is a columnist and feature writer for The Dispatch. His email address is [email protected]


Ver el vídeo: LA BODEGA RESTAURANT (Diciembre 2022).